Cambio de estación, ¡dormitorio nuevo!

A pesar de estar ya en el mes de noviembre y de que el otoño no nos ha mostrado (de momento) lo que nos tiene preparado, ya son algunas las noches en las que el nórdico no nos sobra e incluso ¡echamos en falta una mantita!

 

Y es que, ¿sabéis una cosa? No hay mejor excusa que el cambio de estación para comprarnos esas mantas, cojines, alfombras… que echamos de menos y aprovechar para ¡cambiar por completo el aspecto de nuestro dormitorio!

 

Estaréis de acuerdo, con que uno de los placeres del frío, es meterse en la cama y sentir el calorcito de las mantas y de esos edredones tan suaves y blanditos.

Así que, ya en esta época del año, podemos decir que es oficial: ¡es el momento de sacar del armario el edredón y vestir nuestra cama para el otoño-invierno!

Pic: nocturnalknits

Un punto muy importante a tener en cuenta a la hora de vestir nuestra cama para el frío es, en caso de optar por un nórdico, el tipo de relleno que elegimos. Hay diferentes opciones, los nórdicos sintéticos son de calidad más baja que los naturales, aunque más apropiados para los alérgicos. Y siempre es mejor elegir un edredón que conforme cuadros para asegurar que el relleno está bien distribuido.

Las fundas nórdicas están a la orden del día y son mil y una las opciones que tenemos. Podemos elegir un modelo con un diseño muy especial que se convierta en el centro de la decoración o apostar por algo más neutro que nos permita jugar con los complementos.

Los cojines siempre son una buena opción para dar un cambio total a la estancia. Lo ideal es cambiar las fundas de los mismos, dependiendo de la estación en la que estemos y es que hay verdaderas preciosidades para dar un aspecto de calidez a nuestra cama durante el frío invierno.

Las mantas como decoración para encima de la cama también son una opción perfecta para ponerla en la época de frío y guardarla en la temporada más cálida del año. Además de decorar, será un apoyo para las noches de más frío.

Pic: Mishilos

Pic: Mishilos                   

Pic: DLK    

Pic: El Mueble    

Así como en verano las alfombras nos dan calor y nos pueden incluso incordiar, no hay nada más placentero que bajar de la cama y buscar las zapatillas pasando los pies por una alfombra suave y calentita. ¿Opciones? Infinitas. Alfombras pequeñas a cada lado de la cama o una grande que ocupe la mayor parte de la habitación… Lo importante es que aporten calidez y estilo.

Pic: gravityhome    

Pic: Decoración de interiores  XXI    

Pic: miloandmitzy

Nosotros estamos encantados de dar la bienvenida a este momento del año de manta y edredón. Y tú, ¿Estás listo para preparar tu dormitorio para el fresquito?  

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319