Aprender, jugar y dormir.

Pic: Kenay Home

El orden en casa es una de las tareas pendientes de la semana para cada uno de nosotros.

Sabemos que mantener el orden en la cocina, en el salón o en el baño resulta una tarea tediosa, pero ¿qué nos decís de las habitaciones de los pequeños de la familia? Sí, lo sabemos, conocemos esa cara que acabas de poner con solo imaginarte como estará la de tus peques.

Por eso, hoy queremos compartir contigo algunos consejos para conseguir que el orden y almacenaje en las habitaciones infantiles no sea ¡misión imposible!

Es muy importante tener en cuenta que los niños crecen, y con ellos sus responsabilidades. Sus necesidades van cambiando según pasan los años, y por supuesto también sus gustos.

Con todo esto, creemos que hay tres palabras que deben ser fundamentales a la hora de plantear el diseño de una habitación infantil: aprender, jugar y dormir. Ahora, ¡manos a la obra!

Pic: 100layercake

1. Aprender

Durante su infancia y juventud, deberán invertir unas cuentas horas en sus estudios. Es importante que dediquemos un espacio de la habitación a esta tarea. Si la distribución de la habitación lo permite, es perfecto separar la zona de estudio de la descanso. Si desde su mesa de estudio no se ve la cama, las ganas de tumbarse en ella en lugar de seguir estudiando serán menores.

Evitar todas las distracciones posibles será la clave del éxito. No uses esa pared para poner fotos o cuadros que puedan alterar la concentración de tus hijos. Lo que les ayudará, y mucho, es completar la zona de estudio con todo lo necesario para ello: folios, bolígrafos, diccionarios, cuadernos… Puedes instalar una pequeña librería al lado de la mesa para que tengan a su alcance todo lo necesario para que le resulte cómodo estudiar.

Planifica bien la situación de la mesa de estudio, cuanta más luz natural le llegue, mejor será. Además deberás colocar una lámpara articulable, eso sí, siempre con bombillas de luz blanca y fría que hará que sus ojos se cansen menos.

Pic: el mueble

Pic: facilísimo.com

Pic: alwaysinwhite

2. Jugar

Para conseguir la participación de los más pequeños en la organización de su cuarto, es muy importante que ellos sientan que es “su territorio”. Da igual lo práctico o cómodo que sea, si ellos no están de tu lado, será una batalla perdida.

Puedes hacer una selección del tipo de juguetes que tienen tu hijos y buscar una forma adecuada de almacenar cada tipo, cómodo para que lo haga solo y además práctico y bonito.

Pic: estiloydeco

Pic: alwaysinwhite

3. Dormir

No debemos olvidar que además de jugar y aprender, otra cosa que los pequeños deben hacer y ¡bien hecha! Es dormir. Para conseguir un buen descanso es importante prestar mucha atención al punto anterior, cuanto menos desorden haya, más paz les transmitirá la estancia. Los colores toman una parte fundamental en esto, céntrate en colores neutros para paredes, mobiliario… y juega con los colores que le gustan para cojines, sillas, colcha… La unión de las dos cosas será el equilibrio perfecto.

Todos sus juguetes ya suponen un posible foco de distracción a la hora de dormir, una televisión o aparatos electrónicos harán que su descanso no sea óptimo, lo mejor será evitarlos.

Pic: facilísimo.com

Pic: estilo escandinavo

Ahora que llegan los días cortos y jornadas de frío, es una buena época para considerar hacer alguna mejora en el cuarto de los más pequeños, ¿te animas? Si te apetece que acompañemos en ese proyecto tan bonito, ¡ya sabes donde contactarnos: contacto@dossestudio.com!

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319