La técnica del half-painted, ¡es tendencia!

Pic: Apartmentshowcase

La llegada de septiembre nos recuerda muchas cosas: que el fin de los días largos está cerca, que la vuelta a la rutina es inminente y que, innegablemente, el verano es más divertido que la vuelta al cole. 

Pero, ¡qué no se pongan tristes esas caras! Para darle un toque diferente, de color y de alegría a los días de rutina, ¡os traemos una tendencia que arrasa en el DIY! El half-painted, ¿sabéis de qué se trata?

Es una tendencia con aire nórdico o minimalista que consiste, literalmente, en pintar las cosas a medias. De esta forma conseguimos que los elementos destaquen mucho más de lo que lo harían si pintásemos toda su superficie.

 

Admitimos que nosotros no somos de medias tintas, ni de dejar las cosas a medias, pero debemos confesar que este estilo, ¡nos encanta!

Son muchas y variadas las posibilidades para incorporar esta técnica en la decoración de tu casa. Además es facilísimo y puede ser una escusa para darle ese soplo de aire fresco, que tu casa necesita. Lo puedes incorporar a la decoración de tu casa, usando esta técnica para pintar las paredes, las sillas, utensilios de cocina…

 

Una cosa debemos tener en cuenta, el half-painted, significa dejar las cosas pintadas a medias, pero de manera intencionada. Esto quiere decir que debemos seguir unas pautas para que el resultado sea óptimo.

 

¿Queréis saber algunas de las opciones para incorporar este estilo tan moda en vuestro hogar? ¡Allá vamos!

 

Muebles con mucha personalidad

Seguro que si miras a tu alrededor ves una silla, una mesa o una cómoda de la que ya te has cansado. ¿Tirarla? ¡No! Renovar es la solución. De una manera muy sencilla puedes convertir ese complemento aburrido en ¡tu preferido! Coge pintura y ¡manos a la obra! Si se trata de un taburete, puedes pintar las cuatro patas del mismo color, dejando la parte superior de otro distinto. Si lo que quieres cambiar es una mesa, píntala hasta la mitad. Incluso puedes dar un toque renovado a tu cocina, pintando los respaldos de las sillas.

Los colores empolvados con madera blanca o clara, es sin duda ¡una combinación ganadora!

Pic: Muebles Iglesia

Pic: Trésor Emporium

Detalles que enamoran

Si te gusta el half-painted, pero lo que te apetece es que sea un toque muy sutil en la decoración de tu hogar, tu decisión más acertada es elegir elementos decorativos que aporten el punto justo. Un jarrón, un marco de fotos, un cesto… Diferentes alternativas que se adaptan a tu estilo.

Esta tendencia ha llegado incluso a los utensilios de cocina, vasos y vajillas, por lo que si quieres hacer de tu cocina el centro de la tendencia half-painted, ¡es tu momento!

Pic: El Mueble

Pic: Nordstrom

Pic: WindandWillowHome

Pic: The Yellow Cactus

Pic: The Yellow Cactus

Paredes atrevidas

Si estás dispuesto a apostarlo todo a esta tendencia, tu objetivo son las paredes. Eso sí, es importante que tomes nota de algunos consejos para que no te arrepientas de tu decisión:

  •  Huye de los zócalos. Para que tu estilo half-painted no se parezca a ellos, debes huir de su altura típica. Quédate muy por debajo o muy por encima del 1,10m. ¡Ojo! Ten en cuenta la altura de los techos para decidir la altura óptima.

Pic: RafaKids

  • Lánzate con un color de moda y combínalo con uno claro. La parte oscura aportará, profundidad y la clara, luminosidad.

Pic: Decofilia

  • Si quieres darle un toque muy moderno a tu estancia, huye de las fronteras rectas entre los colores, la imperfección será tu aliado para conseguir ese aspecto contemporáneo. Si esta opción no va contigo y necesitas que la unión entre los dos colores sea perfecta, apuesta por una línea depurada pero ¡en diagonal!

Pic: Paper&Stitch

Pic: Club House

Pic: Gipa&Frith

Pic: Club House

  • No importa lo que se ponga por delante. Puertas y ventanas, ¡bienvenidas a esta tendencia que arrasa!

Pic: Elle Decor

¿Quién se apunta a la tendencia half-painted para su hogar?

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319