¿Te animas a crear tu propio cabecero?

Pic: ruevintage74 

En verano, bien porque los días son más largos, por las vacaciones o por las jornadas intensivas en el trabajo, tenemos más tiempo para leer, pasear y…¡para hacer manualidades que den a nuestra casa ese toque especial!

Si te preguntamos cuál es el mueble más importante de tu dormitorio, seguro que la respuesta es: la cama. Es sin duda el básico de cualquier dormitorio, y es que además de ser cómoda y adaptarse a las necesidades de cada persona, tiene un papel fundamental a la hora de hacerte sentir cómodo en el ambiente que genera en la estancia. Por eso su diseño y decoración es fundamental.

 

Hoy queremos compartir contigo diferentes opciones DIY para que crees tu cabecero de cama ideal, ¡único y perfecto para cada espacio! Puedes aprovechar los días más nublados del verano para empezar, y cuando acabes, el resultado no te podrá gustar más, ¡estamos seguros!

 

Si tienes un estilo vintage y eres muy fan de los muebles recuperados, sin duda, ¡esta es tu opción ideal! Si tienes la suerte de tener muebles antiguos o algún conocido que te los pueda conseguir, ¡eres un afortunado! Sino, hay muchas tiendas de segunda mano donde seguro que encuentras algo perfecto. Las opciones son infinitas: un biombo, una o dos puertas antiguas (dependiendo del tamaño de la cama), ventanas… o incluso una cómoda vieja que te sirva además, de apoyo en la parte superior de la cama, en lugar de las mesillas. 

Pic: Casa Original

Pic: El Mueble

Pic: Facilissimo

Pic: Facilissimo

Si tu debilidad es la madera pero prefieres no tener que restaurar ningún mueble, lánzate con un cabero de tablas de madera. Puedes unirlas por detrás, de esta manera tendrás una trasera de madera del tamaño que necesites, sobre la que poder colgar los adornos que consideres oportunos según tu estilo, envejecerla o pintarla del color que prefieras. Incluso escribir esa frase tan especial para ti, entrar cada noche a tu dormitorio, ¡te sacará una sonrisa seguro!

Pic: guia para decorar

Pic: Kenay Home

Una forma de tener un cabecero original sin tener que utilizar la lijadora y las brochas, es usando diferentes materiales de esparto y creando la combinación perfecta para darle ese toque rustico, tan acogedor, a tu habitación. Puedes utilizar manteles individuales, alfombras, soplillos de esparto… ¡imaginación al poder! 

Pic: facilissimo

Pic: facilissimo

Pic: eco deco mobiliario

Si quieres darle un toque más sofisticado a tu cama, la decisión correcta para tu cabecero hecho a mano, será apostar por uno acolchado. Sí, es verdad que esta opción es un poco más trabajosa, pero queda tan bonito ¡que merecerá la pena!

Solo necesitas una tabla de madera de la medida adecuada, pegarle gomaespuma para darle el efecto acolchado e ir fijando clavos siguiendo el mismo patrón, de forma que se dibujen rombos. Será más fácil si dibujas el patrón antes de empezar a clavarlos.

¿Qué te ha parecido? ¿Te animas a darle este toque tan personal a tu dormitorio?

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319