¿Sabes cómo transformar tu cocina sin obras?

Pic: Inspirahogar

Una de nuestras estancias preferidas de la casa es la cocina. Un espacio multifuncional, lo mismo montas la oficina encima de la mesa, que se convierte en el patio de recreo de los peques de la casa o en la zona de estudio perfecta para hacer los deberes.

No cabe duda de que la cocina debe tener una atmosfera confortable, y para ello se debe crear una distribución cómoda para sacarle el máximo partido, y que resulte fácil para tu día a día.

Si tu cocina se ha quedado demodé o simplemente no va contigo y quieres darle un cambio estético, darle la vuelta con un presupuesto ajustado ¡es fácil si sabes como! ¿Quién se apunta?

 

Las paredes suelen ser uno de los puntos negros de las cocinas. Azulejos anticuados o paredes con manchas son un ingrediente básico para que cambiar la cocina se convierta en una prioridad para ti. Hoy en día existen infinidad de opciones que nos permiten pintar los azulejos. Debemos empezar por limpiarlos bien, secarlos y entonces aplicar el producto. Podemos encontrar productos con acabado mate o brillante. Es importante que apliques una capa selladora para la humedad y luego uses pintura específica para pintar azulejos o acrílica que es más resistente a la humedad y a la grasa.

Pic: El Mueble

Si tus muebles están bien, no tienes por que cambiarlos, ¡píntalos! Si las puertas de tus armarios son de madera, puedes lijarlas en dirección a la beta, y darles un acabado más actual con otro tono de barniz. Si las bisagras están deterioradas, es el momento perfecto para cambiarlas.

Si decides que es el momento de darle color a tu cocina o de darle un toque nórdico, ¡la pintura será tu aliada perfecta! Antracita, vainilla, piedra, berenjena, beige, azul, verde… ¡infinitas opciones!

Pic: Mil Ideas

Además otro complemento que dará un toque diferente a tu cocina, sin entrar en grandes reformas, son los tiradores. Apuesta por unos metálicos si tus electrodomésticos los son. Y si es el objeto perfecto para darle un punto de color, los hay diversos y todos geniales.

Pic: La Cucharina Mágica

Pic: Habitissimo

Si empezábamos con las paredes y hemos pasado por los armarios, es el momento de llegar al suelo. Los suelos vinílicos son ¡el invento del siglo! Se trata de material muy aparente, resistente (ideal para baños y cocinas) y sobre todo fácil de instalar, que dará un cambio espectacular a tu cocina, en cuestión de horas. Además con los diferentes acabados que encontramos en el mercado, podrás simular un suelo de madera, un suelo cerámico…

Pic: Boho Deco Chic

Pic: Leroy Merlin

Por último pero no por ello menos importante, opta por cambiar todos los complementos textiles y utensilios más visibles de tu cocina. Ayudarán a  hacer un “lavado de cara” ideal, para que entre un soplo de aire fresco en tu hogar. Puedes empezar por jubilar tus estores y lanzarte con unos screens: no se deforman, no se decoloran y además se pueden lavar fácilmente con un paño húmedo.

Pic: Hoy Low Cost

Y ya que nos ponemos a cambiar cortinas, seguro que es el mejor momento para cambiar los cojines de las sillas de la mesa de la cocina. Apuesta por colores neutros que no saturen tu cocina de color. Si te has animado con una cocina de un aire muy nórdico, con colores neutros, el punto perfecto para darle color, son los complementos que pondrás en la mesa y encimera.

Renueva tu frutero y colócalo sobre un salvamanteles o mantel individual de color.

Es el momento perfecto para comprar un reloj de cocina nuevo, que siga el hilo del nuevo aire que le quieres dar a tu cocina.  Además otro de los complementos que podrás a provechar para cambiar durante esta “no reforma” es la lámpara.

Pic: Servicolor 

Pic: Delicatessen 

Pic: Facilísimo

¿Has tomado nota? Ahora te toca a ti analizar lo que necesitas cambiar y, hasta donde quieres llegar. ¡Esperamos tus comentarios!

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319