Qué puede hacer un profesional por tu casa

Actualmente en el mercado hay una amplia gama de viviendas a la venta, por lo que la manera en que se fijen en la nuestra es hacerla diferente, peculiar, especial.

 

Normalmente los primeros datos en los que nos fijamos a la hora de comprar una vivienda suelen ser; la zona, el barrio o el precio. La compra de una vivienda es una inversión a largo plazo, ya que no solo hay que tener en cuenta el valor de compra, sino también sumarle el coste de la posible reforma a realizar en caso de que fuera necesaria.

 

 

Sin embargo, a la hora de alquilar una vivienda, esta no debería precisar ningún tipo de reforma, la vivienda debería estar lista para entrar a vivir. Y desgraciadamente a día de hoy es una frase que se usa demasiado a la ligera por algunos propietarios o agentes inmobiliarios. Haciendo que el concepto “para entrar a vivir” sea bastante ambiguo.

 

Llegados a este punto te preguntaras ¿Y qué puede hacer un arquitecto técnico o un interiorista para ayudarme a alquilar rápido mi vivienda?

 

 

Levantamiento de los planos de la vivienda.

 

Algo tan sencillo como tener la planta de la vivienda en papel, puede hacer que el futuro arrendatario se decante por tu vivienda, ya que estos planos le ayudaran a hacerse una realidad de la vivienda y ver como los espacios de la misma se ajustan a sus necesidades y/o las de su familia.

 

 

Consejos en la decoración de la vivienda.

 

En muchas ocasiones unos simples consejos de un experto pueden cambiar radicalmente el aspecto y sensación que da tu vivienda, pasando de una vivienda vieja y anticuada a una actual y llena de tendencias convirtiéndola así en un espacio apetecible para vivir, es decir en un verdadero hogar. Por ejemplo, en vez de dejar las sillas anticuadas, podemos con un poco de pintura introducirlas en el siglo actual, luciendo mucho más contemporáneo y agradable. Otro dato importante es presentar la vivienda como recién pintada, ya que una mano de pintura hace que una vivienda parezca nueva, además de tapar los posibles signos del desgaste producidos con el paso de los años.

 

 

Ajuste del alquiler de la vivienda.

 

Por ultimo si ya tenemos todos estos pasos, queda decidir cuánto pedir por el alquiler. Y es que muchas veces no tenemos ni idea que alquiler poner a nuestra vivienda, tendiendo a bajar los precios en función de la competencia. Por lo que encontrar el precio correcto, en función del valor del mercado es algo vitalmente importante y que amortizaremos en cientos o miles de euros.

 

 

 

Vamos a poner un ejemplo práctico para que todos nos entendamos; Imaginaros que una clienta tiene una vivienda de los años 70 de unos 80 m2 que ha heredado de su abuela. Es un tercero de un edifico de 5 plantas y con ascensor. La vivienda se encuentra en un estado bastante pasado de moda aunque en un barrio de clase media en una ciudad como Barakaldo.

 

Si alquilásemos la vivienda en ese estado, tendríamos que poner un precio bajo a causa de su estado deteriorado y anticuado, por ejemplo unos 550€/mes. Una vez firmado el contrato estamos obligados a mantener el precio unos tres años, lo que serían unos ingresos de 19.800€.

 

 

Ahora el mismo ejemplo pero con el asesoramiento de un profesional y con todos los ejemplos que hemos dado; un levantamiento de planta que podría costar unos 100€, una tasación del alquiler de la vivienda por unos 150€ y ayudarla con unos cuantos consejos de decoración y un estudio de amueblamiento con un coste de 150€. Llevar a cabo todas esas ideas (pintar la vivienda, sustitución y reacondicionamiento de algunos muebles) 800€.

Teniendo en cuenta estos datos, el mismo cliente pone en alquiler la vivienda pero esta vez por unos 1000€/mes, lo que da un total al finalizar el periodo anterior de 36.000€. Que descontando la suma de gastos iniciales da 34.800€. Esto es, el mismo cliente con el mismo inmueble y tras el asesoramiento de un profesional obtiene un beneficio de 5.000€ más al año que sin él.

 

 

Como podéis ver, dejar que un técnico competente os asesore en un proceso de alquiler o venta de un inmueble parecerá un gasto en un principio pero claramente amortizable a corto y largo plazo, ya que no solo estoy seguro que la vivienda se alquilara más rápido si no que a un mejor precio.

Por ultimo recordar que para alquilar o vender un bien inmueble necesitaras obligatoriamente un certificado de eficiencia energética, sobre los cuales ya hemos hablado y podéis consultarnos sin compromiso.

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319