Consejos para optimizar espacio en Baños

Como ya hemos hablado en otros artículos, una distribución acertada, un equipamiento adecuado, y la iluminación correcta son las claves para optimizar los espacios. Los cuartos de baño son otro ejemplo de esta filosofía, y aunque seguramente puedas hacerlo tú mismo, os recomendamos que para garantizar al máximo un buen resultado final acudáis a un profesional del sector que proyecte y os asesore en las mejores soluciones adaptables a vuestro espacio.

 

 

Techos abuhardillados

Un buen proyecto de interiorismo potencia el encanto natural de los diferentes ambientes, y convierte lo que para muchos sería un inconveniente en un elemento con encanto propio. Y es que aunque al principio no sepamos que encajar en este tipo de espacios, gracias a una buena planificación es decisiva para lograr el resultado deseado.

En el caso de baños bajo cubierta, lo más conveniente es situar la bañera o sanitarios donde el techo sea más bajo, ya que la ducha debe estar situada en las zonas donde podamos estar de pie. Podemos situarlos debajo de ventanales, para obtener un lugar muy luminoso e inspirador, consiguiendo en ocasiones baños bajo las estrellas.

 

Espacios mini

Los cuartos de baño de tamaños muy reducidos precisas de soluciones ingeniosas que garantices un espacio cómodo y acogedor. Para ello un consejo es la utilización de piezas sanitarias compactas y muebles pequeños de gran capacidad. Decántate por muebles sin tiradores; ya que ocupan menos espacio y evitaras golpes o enganchones.

También el uso de elementos suspendidos, como inodoros o armarios, y optar por espejos grandes que multipliquen la luminosidad, harán que el baño parezca más grande de lo que es realmente. En este tipo de baños, declínate por revestimientos claros (blanco, beige, arena, etc.) ya que ampliaran el espacio visualmente.

 

Soluciones a medida

Para este tipo de espacios resultaran de gran ayuda, ya que se adaptan a las dimensiones exactas del espacio, sean cuales sean, disimulando posibles desniveles de la planta, retranqueos de muros… Actualmente casi todos los elementos que componen los baños pueden realizarse a medida.

 

 

Planta muy estrecha

Los baños rectangulares y estrechos plantean muchos retos a la hora de decidir la distribución adecuada al espacio. Es recomendable decantarse por una disposición en línea de los elementos, instalando al final la bañera o ducha, en función de la anchura disponible. Una solución para no perder espacio es optar por encimera de menor fondo que las convencionales, situando la grifería a un lado o empotrada en el muro, con ello aligeraremos el espacio y ganaremos libertad de movimiento.

 

 

Series modulares

Su diversidad en tamaños, formatos y acabados nos permite encontrar siempre alguno adecuado para cada espacio. Es un equipamiento muy práctico, que permite combinar dos o más muebles con el mismo acabado, según nuestro gusto o el espacio, eligiendo desde modelos bajo lavabo, hasta estanterías, baldas individuales, columnas suspendidas…

 

 

Puertas correderas

Son una solución adecuada para espacios reducidos, ya que el espacio necesario para la puerta batiente puede aprovecharse para instalar el inodoro un plato de ducha o un armario en el interior. Otra medida para espacios muy reducidos es cambiar el sentido de apertura de la puerta, de modo que abra hacia fuera.

 

 

Muebles generosos

Los muebles bajo lavabo, son los más indicados para almacenar los productos que acumulamos en el baño; geles, perfumes, cosméticos, toallas… Si necesitas de volumen de almacenamiento y dispones de espacio puedes optar por alargar el mueble más allá del área de cortesía.

 

 

Piezas de doble uso

Este tipo de elementos mezclan funcionalidad y versatilidad con diseño y estilo aportando carácter a nuestro baño. Existe una gran variedad de este tipo de elementos, desde lavabos que reciclan el agua para inodoros, a armarios espejo. Muy útiles estos últimos ya suelen incorporar luz indirecta o enchufes para maquinillas o secador de pelo.

 

 

Almacenaje en vertical

Cuando no contamos con mucho espacio, aprovechar los rincones muertos, como el espacio detrás de la puerta para crear espacios de almacenaje es una opción muy viable. Teniendo en cuenta el espacio reducido lo ideal es aprovechar la altura del baño para proyectar armarios lo más completos posibles.

 

 

Baldas para el lavabo

Pueden sustituir al mueble bajo lavabo y son una solución, que aparte de actual y no sobrecargar el espacio, resulta perfecta para ganar profundidad y personalidad.

 

 

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319