Sugerencias para distribuir una Cocina

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, planificar bien las diferentes estancias, así como las áreas de estas supone sacarle todo el partido al espacio consiguiendo una mayor eficacia y comodidad, tanto de uso como de habitabilidad.

Una de las normas a tener en cuenta al distribuir la cocina es tener en cuenta la iluminación, dedicando el espacio más luminoso al comedor. A continuación, debemos pensar en el área de lavado, que deberá estar cerca del fregadero y el lavavajillas. Por último, las superficies de trabajo, no se pueden separar mucho de los fogones y de un buen cubo de basura. Si dispones todos los elementos en su sitio, el trabajar en la cocina será más cómodo y fluido. ¡Divide, zonifica y vencerás!

La despensa

 

La zona destinada al almacenaje de alimentos y conservas, tal vez sea la más flexible de todas las de la cocina. Si bien algunos alimentos no requieren de un espacio concreto, si es cierto que en función del tamaño de nuestra familia, necesitaremos un margen u otro, por lo que en ocasiones no es mala idea destinar un buen espacio a la despensa.

 

Lo más importante es que este bien iluminada y disponga de espacio para todo, también para alimentos que necesiten estar ventilados. Un consejo para conseguir una mejor organización seria distribuirlos por familias; conservas, salsas, galletas…

 

Según la cantidad de espacio que le queramos o podamos dedicar, la despensa se puede situar en un armario, en una gaveta o incluso en una zona independiente. Lo importante como hemos mencionado es guardarlos según familias, para así poder dar las necesidades de almacenamiento a cada grupo.

 

La zona de trabajo

La zona e preparación debe estar cerca de los fogones, y cerca también de un cubo de basura o residuos, como hemos mencionado anteriormente. Debemos pensar que productos son los que más usamos a la hora de cocinar; aceite, condimentos, hierbas aromáticas… ya que sería lógico destinar un espacio para ellos cerca de esta zona. Las repisas de botes pequeños suelen ser soluciones más que suficientes.

Las islas nos dan una solución si priorizamos la preparación de alimentos, ya que proporcionan un amplio espacio para manipular alimentos y luego cocinarlos en la zona de cocción a una distancia ideal de la isla. Normalmente las islas también cuentan con un punto de agua, mientras que los utensilios repartidos por la cocina siempre quedan accesibles.

La zona de lavado

La zona de lavado de los platos, la cual es conveniente este formada por un fregadero, un cubo alto de la basura y el lavavajillas, será bueno complementar esta zona con un mueble para guardar la vajilla. Esta opción nos facilitara el guardar las piezas una vez terminen los programas de lavado. Estos muebles suele ser convenientes que estén cerrados para evitar polvo, aunque si queremos mostrar la vajilla podemos usar puertas con cristales a modo vitrinas, que bien iluminado puede ser un elemento decorativo de la cocina. Además, en esta zona es importante disponer de una amplia superficie de trabajo con una buena encimera y el fregadero cerca de esta.

La zona de comedor

La zona de comedor debe estar en una zona luminosa de la cocina, como ya hemos mencionado. Es un sitio donde pasaremos bastante tiempo, ya sea comiendo o descansando ocasionalmente. Es importante que este en un lugar en el que no interfiera con los demás espacios de la cocina. Siempre es interesante poder disponer de un lugar para comer dentro de la cocina, aunque esta sea pequeña.

Debido a la forma de vida actual, dedicar un espacio a la zona del desayuno es muy práctico, una zona donde guardemos tanto los productos como los utensilios que necesitamos para nuestros desayunos; cafetera, tazas y platos, capsulas de café, galletas y cereales… Además sería lógico situar cerca de esta zona el microondas y una barra si es posible. Esta zona es ideal para situar los libros de cocina, ya que al no ser una zona de preparación ni cocción, no se ensuciaran.

Debido a la forma de vida actual, dedicar un espacio a la zona del desayuno es muy práctico, una zona donde guardemos tanto los productos como los utensilios que necesitamos para nuestros desayunos; cafetera, tazas y platos, capsulas de café, galletas y cereales… Además sería lógico situar cerca de esta zona el microondas y una barra si es posible. Esta zona es ideal para situar los libros de cocina, ya que al no ser una zona de preparación ni cocción, no se ensuciaran.

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319