DoSS Estudio abre sus puertas

Últimamente las empresas jóvenes emergentes se caracterizan por tener oficinas de colores vivos y estilos muy marcados. Oficinas con espacios claros, abiertos y polivalentes, donde se unen tantos estilos y materiales como puedan existir. Estas oficinas se caracterizan precisamente por tener un marcado desorden, desequilibrio y falta de armonía visual, características necesarias en un espacio dedicado al trabajo.

Esto no significa que las oficinas deban tener un look aburrido y carente de color, sino que como dicen los refranes “Lo cortés no quita lo valiente”, que lo cercano y cálido no es sinónimo de anticuado y sobrio, y que el color y el desorden no son definición de innovador y joven.

Nosotros hemos intentado aunar en equilibrio el estilo juvenil, caracterizado por la vitalidad e innovación, con la esencia cercana y acogedora, a la vez que queremos plasmar nuestra capacidad de trabajo para llegar a los cánones auto exigidos de calidad y diseño.

A todos nos encantaría trabajar en unas oficinas bien distribuidas y decoradas. Para hacer esto realidad desde DoSS Estudio hemos decidido crear espacios abiertos, separados únicamente por mobiliario de media altura, para conseguir con esto matizar la sensación de cercanía y calidez entre los espacios.

Las necesidades de albergar en un mismo espacio; la zona de archivo, la zona de trabajo, la zona de reuniones, así como una pequeña zona de espera junto con la forma del local condicionaron la distribución de los espacios y la elección de mobiliario. Nuestros objetivos eran conseguir un espacio abierto de trabajo que nos diera la posibilidad de comunicación entre las zonas, y conseguir a la vez una sensación de ser un espacio acogedor y funcional.

En cuanto a la zona de archivo la decidimos trasdosar pintando posteriormente con nuestro color de empresa convirtiendo aquello que queríamos esconder en la zona protagonista del estudio. 

En cuanto al mobiliario el color elegido fue el blanco, con el que queremos conseguir distribuir la luz que entra por los ventanales, así como dar una sensación de limpieza y ligereza a toda la oficina, consiguiendo también gracias a líneas rectas y simples que no adquieran demasiado protagonismo en un espacio tan reducido.

Las mesas, tanto de la zona de trabajo como de la zona de reuniones, son de estructura blanca rematadas todas ellas con tableros de madera de abedul, para que nos aporten el contraste de calidez que los muebles en tonos neutros no nos dan. Ya que sobre ellas vamos a estar trabajando en nuestros proyectos y lo que es más importante vamos a recibir a nuestros clientes. También para remarcar esta sensación decidimos que todas nuestras piezas tapizadas fueran en tejidos que aun en tonos neutros nos aportaran calidez al tacto.

 

CONTACTO

contacto@dossestudio..com

688 813 319